Vivimos en una sociedad de consumo en la que recurrir a servicios financieros es algo habitual. Ya sea para realizar compras “importantes, como una vivienda o un coche, para darnos un capricho o para superar un momento puntual de falta de liquidez, disponemos de un amplio abanico de opciones para conseguir dicha liquidez.

¿Ha llegado a este artículo buscando información sobre microcréditos o préstamos rápidos? Entonces confiamos en que esta información le resulte útil para resolver sus dudas sobre el empeño de joyas en España y su potencial utilidad para usted.

¿En qué consiste el empeño de joyas?

Un empeño no es más que un préstamo “avalado” por un bien; en el caso que nos ocupa, por una o varias joyas. Así, esas joyas se convierten en una “prenda”, una garantía de devolución de la deuda.

No es casualidad que esta modalidad de préstamo se llame “préstamo con garantía prendaria” o “préstamo pignoraticio” (del latín pignus, prenda).

¿Existe alguna entidad de referencia para el empeño de joyas en España?

Así es. Los Montes de Piedad, tanto por razones históricas como por volumen de operaciones. Por consiguiente, los tomaremos como referencia a lo largo de este artículo.

¿Cómo se empeña una joya?

La mecánica del empeño de joyas es muy sencilla. Basta con que se presente con su/s joya/s en un establecimiento especializado, en el que un tasador experto realiza una valoración inmediata y le informa de las condiciones del préstamo. Si se adecuan a tus necesidades, el préstamo se formaliza y usted se va con el dinero, depositando la/s joya/s en calidad de garantía.

En el caso de los Montes de Piedad, el importe del préstamo suele estar entre el 70% y el 80% del valor de tasación de las joyas.

Funcionamiento de los empeños de joyas en los Montes de Piedad
Funcionamiento de los empeños de joyas en los Montes de Piedad

¿Qué ocurriría si no pudiese devolver el préstamo?

La duración de los créditos es de un año, pudiendo renovarse por el mismo periodo de tiempo de forma recurrente. En caso de que no pueda o no quiera devolver el préstamo en el plazo previsto, el prestatario ejecutará la garantía de que dispone para resarcirse, así, de la deuda. Es decir, las joyas serán vendidas o subastadas, o bien fundidas.

Los Montes de Piedad sacan a subasta pública las joyas que no han podido ser rescatadas y es importante que una de las grandes ventajas de este tipo de crédito es que cuando dicha prenda alcanza un valor superior al importe adeudado, esa diferencia positiva es para el propietario de la joya. Es decir, se cancela el préstamo y, además, se recibe un dinero a mayores. ¿Por qué? Porque los Montes de Piedad son entidades sin ánimo de lucro (de hecho, sus beneficios se destinan a obra social).

El promedio de clientes de los Montes de Piedad que recuperan sus joyas asciende al 96%, una muestra clara del elevado valor de estos bienes.

¿Quién puede empeñar joyas?

¿Es usted mayor de edad y dispone de una joya? Entonces podrá acceder a este tipo de préstamo. Eso sí, tenga en cuenta que los establecimientos especializados en este tipo de operaciones están sujetos a legislación específica y, por tanto, están obligados a solicitarle documentación que acredite su identidad y cierta información sobre usted.

Hoy por hoy existe una enorme diversidad de consumidores que opta por empeñar joyas siempre que le viene bien, se trata de una alternativa de financiación más.

¿Y las empresas, pueden recurrir al empeño de joyas? Lo habitual es que tan sólo tengan esta posibilidad los trabajadores autónomos, ya que el empeño de joyas es una modalidad de préstamo personal.

¿Cuándo merece la pena recurrir al empeño de joyería?

Como es lógico, cada caso es diferente y merece la pena que analice con calma todas sus opciones para obtener liquidez. Empeñar joyas destaca sobre otras soluciones de financiación por su sencillez (no necesita avalistas, la joya es su aval), por su inmediatez y por ser un préstamo económico. En última instancia, y como es lógico, será la mejor opción para usted cuando sea la que le ofrezca las condiciones más ventajosas.

Lo cierto es que son muchos los consumidores que se sorprenden, y para bien, ante las condiciones de financiación tan competitivas que ofrecen los Montes de Piedad. Empeñar equivale a rentabilizar un activo (sus joyas) del que ya dispone… en ese sentido, se trata de “financiación inteligente”.

¿Qué joyas pueden ser empeñadas?

Por lo general, los establecimientos especializados en este tipo de operaciones admiten joyería y monedas de oro, así como objetos preciosos de plata de gran formato (platería, como vajillas, cubertería completas, etc.). También relojería de oro, o incluso de acero cuando se trata de primeras marcas.

¿Se está preguntando dónde puede empeñar sus joyas?

Es una buena pregunta. Lo primero que debe saber es que sólo las organizaciones que cuenten con la licencia oportuna están autorizadas para formalizar operaciones de empeño o préstamo. En España es imposible hablar de empeño sin referirse a los Montes de Piedad, que llevan siglos ofreciendo este servicio. Sí, ha leído bien… desde el siglo XVIII para ser exactos.

¿Y los compro-oro? ¿No hacen también empeños de joyas? Hay algunos que anuncian este servicio, pero la realidad es otra ya que suelen denominar como empeño a algo distinto: un servicio que se denomina “venta con pacto de recompra” (un jurista lo llamaría “operación de compraventa con pacto de retroventa”). Existen diferencias importantes, pero de esto hablaremos un poco más adelante. Cuando solicite información exija transparencia y analice con detenimiento el modelo de contrato a firmar: en este documento podrá comprobar si lo que está contratando es un empeño (préstamo pignoraticio) u otra cosa.

En esta misma página web encontrará un directorio con todas oficinas de los Montes de Piedad asociados a Presea, donde le informarán sin compromiso acerca de sus servicios (incluyendo el de empeño de alhajas, como es natural).

¿Qué me interesa más? ¿Vender o empeñar mis joyas?

No existe una respuesta universalmente correcta para esta pregunta, pero lo que resulta indiscutible es que vender conlleva una pérdida inmediata de patrimonio, mientras que empeñar permite obtener liquidez sin descapitalizarse.

Recuerde: sólo se vende una vez.

¿Qué debo tener en cuenta para saber dónde me conviene empeñar mis joyas?

A continuación, aspectos clave a considerar para tomar la decisión más acertada:

  1. Seguridad
  2. Coste del préstamo
  3. Duración del préstamo.

Veámoslos con mayor detenimiento, uno por uno.

1. Seguridad

¿Cuál es el grado de solvencia del prestamista? A nadie le gustaría que el prestamista desapareciese de un día para otro, desvaneciéndose con las joyas de sus clientes. Como sabe, los Montes de Piedad son entidades centenarias, integradas en algunas de las fundaciones y fundaciones bancarias más representativas de este país.

Asimismo, también podemos considerar aspectos como la capacitación del personal, la disponibilidad de equipamiento especializado (laboratorio gemológico), instalaciones bunkerizadas, balanzas sometidas a inspección… y un largo etcétera. Seguro que se hace a la idea, ¿verdad?

2. Coste del préstamo

Lea la letra pequeña. Compare. Y hágalo en igualdad de condiciones, claro está.

Por ejemplo, en los Montes de Piedad siempre le informarán con total transparencia de las condiciones de sus préstamos prendarios. Fíjese bien, porque es posible que en otros establecimientos le planteen unos tipos de interés menores… pero sólo aparentemente. Podría darse el caso de que se encuentre con que en un establecimiento le indiquen que el tipo de interés es de un 3%, mientras que en en otro puede ser de un 9%. La decisión parece sencilla, ¿verdad? Lo es, siempre y cuando estemos hablando en ambos escenarios de un tipo de interés anual. Lo que suele ocurrir es que el 9% es un tipo de interés anual, mientras que el 3% es ¡mensual! ¿Sabe a cuánto asciende un tipo de interés mensual del 3% si lo convertimos en anual? Nada más y nada menos que a un 29,86% anual.

Asimismo, las comisiones son otro coste a considerar. Por consiguiente, merece la pena que solicite que le indiquen la T.A.E. (Tasa Anual Equivalente) de la operación, que es el indicador más claro del coste efectivo anual de un producto financiero independientemente de su plazo.

Le animamos también a que compare las condiciones que ofrecen los Montes de Piedad con las que ofrecen alternativas de uso frecuente, como las tarjetas bancarias. Quizás se sorprenda.

3. Duración del préstamo

¿Cuánto va a durar el préstamo? ¿Será posible renovarlo? De ser así, ¿en qué condiciones?

Los empeños de joyas en los Montes de Piedad tienen, por lo general, un año de duración y pueden renovarse de forma sencilla abonando tan sólo los intereses (por lo general, de forma recurrente por el mismo periodo de tiempo).

¿Se está preguntando qué ocurriría si quisiese recuperar sus joyas antes de que transcurra el plazo previsto? Es una pregunta muy razonable y la respuesta es sencilla: a partir del día siguiente a la formalización del préstamo puede recuperarlas en cuando quiera (los intereses se recalcularán a esa fecha).

¿Hemos resuelto sus dudas sobre el empeño de joyas?

Esperamos que sí. Ojalá esta información le haya resultado útil para valorar el posible interés de empeñar sus joyas, una solución rápida, transparente y competitiva para lograr liquidez de forma inmediata y discreta.

Le recordamos que, tal y como hemos mencionado con anterioridad, en esta misma página web encontrará un directorio con todas oficinas de los Montes de Piedad asociados a Presea, donde estarán encantados de facilitarle toda la información que necesite sobre su portafolio de servicios (incluyendo el de empeño de joyas).