22.Nov.2017

 

Las joyas siempre han sido uno de los regalos más recurridos y apreciados. No obstante, a la hora de elegir la joya perfecta debemos preguntarnos cuándo y dónde vamos a presentarla. ¿Para quién? ¿Para qué? En función de la ocasión y por supuerto, del estilo del elegido o la elegida obtaremos por una u otra clase de joya.

Como en todo, es muy importante no excederse. Es decir, no ser demasiado ostentoso. Muchas veces tendemos a regalar joyas opulentas porque parecen ser más valiosas pero esto no es así. A la hora de elegir un regalo, hay que buscar el equilibrio perfecto entre lo sencillo y lo lujoso.

Un cumpleaños

Es el cumpleaños de tu pareja y… ¿no sabes qué regalarle? Una gargantilla de oro o de plata con una piedra pequeña puede ser un regalo precioso; de esos que nunca olvidará. También puedes optar por una pulsera de cadena o regalarle un anillo fino. Lo importante es este caso es tratar de buscar una joya que pueda usar en el día a día y con la que se sienta cómoda diariamente. Por tanto, buscamos algo elegante pero no demasiado suntoso.

En una ocasión especial…

¡Lúcete! Ahora sí es el momento de ser ostentoso, de sorprender y embelesar a tu pareja sentimental. ¡Eso sí! Elige siempre teniendo en cuenta sus gustos. Interésate por lo que le gusta y cuando conozcas sus preferencias… ¡Escoge un regalo que sólo pueda usar en situaciones muy especiales! Dale importancia a tu regalo.
Hay muchos momentos en la vida en los que conseguimos logros a nivel laboral, sentimental… y sin ninguna duda, éstos son momentos de celebración con la gente que más queremos. ¿Por qué no optar por regalar joyas en esos momentos de verdadera felicidad? De esta manera, conseguiremos un doble objetivo: tener un detalle con las personas que más queremos y generar un recuerdo de ese momento con ellos que nunca olvidaremos. Sin ninguna duda, compartir momentos de verdadera realización personal con nuestros seres queridos es gratificante y da mucha felicidad.

Además, si no sabes cuál es la preferencia de tu pareja, ¡no te preocupes!. Hay piezas con las que no puedas fallar. Por ejemplo, unos pendientes con brillantes de pequeño tamaño es uno de los regalos que más gusta a las mujeres y una cadena fina con una bonita inscripción en pequeño es otro acierto asegurado. También sería una buena idea decantarte por una pulsera sencilla, en plata o con algún abalorio.

La pedida de mano

Sin lugar a dudas, el momento estrella por excelencia en el sector de las joyas es la pedida de mano. El anillo que elijas será la pieza símbolo de tu unión y os acompañará toda la vida, por eso, hay que dedicarle tiempo y prestarle especial atención a la elección. Es evidente que para esta ocasión la decisión es más complicada. Además de los gustos personales es importante acertar con una joya que no te canse y cada vez que lamires, sea capaz de evocar y recordarte ese momento tan especial.

Lo que si está claro es que las joyas son una apuesta segura. Así que… ¡no lo dudes! Busca una pieza perfecta para sorprender a tu pareja en tu próximo regalo.

Más información aquí

joyeasjpg