19.Jun.2017

Desde tiempos remotos las piedras preciosas han estado íntimamente relacionadas con diversas creencias, supersticiones, mitos y leyendas. Siendo el uso de piedras natales, una de las costumbres que aun en la actualidad mantienen varios países. Esto es debido a que en algunas religiones y culturas, a las piedras preciosas se les atribuyen poderes místicos. Pues, existe la creencia de que ellas protegen, e inclusive otorgan bienestar y fortuna a sus dueños. Así fue como a lo largo de la historia, en todo el mundo se fue extendiendo el uso de las piedras preciosas como amuleto.

 

Por ello, si usted es de las personas que también cree que existe una relación entre las piedras preciosas y el mes de nacimiento, es posible que le interese conocer sobre la piedra lunar, la perla y la Alejandrita,  piedras natales del mes de junio.

La piedra luna: llamada también la piedra del espíritu, ojo de pez o adularia. Este nombre se debe a su característico resplandor blanco, conocido como adularescencia y que guarda además, mucha similitud con el brillo lunar. Se trata de una gema que siempre ha estado asociada a las deidades de la luna, por lo que también se dice, puede captar la energía de nuestro único satélite natural que es la luna.

 

De igual manera, es considerada un símbolo del tercer ojo y se le atribuye una conexión con el chacras base y el plexo solar; además de que proporciona paz, armonía y buena suerte. Siendo un regalo muy apreciado entre los amantes pues despierta la pasión.

La Perla: Constituye junto a otras como el ámbar, el coral y el azabache, las llamadas gemas orgánicas; ya que se forman a partir de productos, subproductos o componentes orgánicos de animales o plantas. Su nombre se deriva del griego “margaron” que puede traducirse como hija del mar y se les asocia con la pureza, la castidad y la estabilidad matrimonial.

 

Así mismo se le atribuye el poder de atraer la felicidad, la fortuna y las buenas energías. Absorbiendo al mismo tiempo las energías negativas y llenándonos de paz.

La Alejandrita: descubierta en 1831 en Rusia, específicamente en las montañas Urales. Recibió su nombre en honor al Zar Alejandro II de Rusia, pues su descubrimiento se produjo el mismo día en que alcanzo a la mayoría de edad. Esta gema constituye una variedad muy rara del crisoberilo, que según la luz a la que se exponga cambiará su coloración, mostrando un verde azulado a la luz natural y un rojo violáceo bajo la luz artificial.

Se dice que esta piedra proporciona equilibrio físico, mental y espiritual, pero también que es capaz de atraer a nosotros la buena suerte y abundancia.

 

Sin duda alguna para los amantes de las piedras preciosas, elegir entre la amplia variedad de gemas que existen puede ser una tarea difícil, pero si usted nació en el mes de junio es posible que además de llevar una hermosa joya, quiera llenar su vida de buenas energías con estas piedras preciosas, que son las que más le favorecen.

Fuente: www.joya.life