29.Mar.2017

Art Nouveau. Un término poco conocido que ha empezado a ganar terreno entre las artes decorativas, primordialmente, en el mundo de la joyería. Si usted se considera una chica amante de las tendencias, entonces, esté atenta a esta nueva corriente artística que, muy posiblemente, llegue a usar durante el 2017.

Art Nouveau quiere decir arte nuevo, y este corresponde a un movimiento artístico que nació a finales del siglo XIX. Las áreas más habituales del “art nouveau” son las de la arquitectura y el diseño, pero, en las últimas décadas el “art nouveau” ha logrado consolidarse en las grandes pasarelas de la moda.

De acuerdo a la web de Toca Cultura, el “art nouveau” surge durante la llamada ‘Belle époque’ en Europa y Estados Unidos. Su nombre lo tomó de una exposición realizada en una galería de París llamada ‘La maison de Art Nouveau’, cambiando posteriormente su nombre en diferentes países del viejo continente. En España el “art nouveau” es conocido como Modernismo mientras que en Inglaterra se le llama  ‘Liberty’.

Las características principales del ‘Art Nouveau’ se basan en la composición asimétrica con líneas sinuosas. Los motivos frecuentes suelen ser flores, hojas, y la figura femenina. El primer ámbito en cual se aplicó el “art nouveau”es el de diseño de interiores, pasando directamente al mundo de las joyas, siendo forjado con vidrio, cerámica, y telas.

Explica la bloguera en fashion y joyas, Mentxu de la Cuesta, que “en el “art nouveau” todo vale para llevar la belleza hasta un estamento más popular. Se pretendía socializar la belleza por decirlo de alguna manera, y la joyería no podía ser ajena a esta revolución. Por otra parte, el movimiento pretendía a su vez huir de una producción masiva de las piezas, por lo cual la joyería iba a cumplir perfectamente todas las aspiraciones en las que se basó el “art nouveau”.”

“Que fuentes de inspiración sean la naturaleza y las formas orgánicas también ayudan a los diseños de joyas – agrega De la Cuesta – Esas formas redondas, y suaves son perfectas para que sirvan de ensamblaje al ámbar, al jade o simplemente para ser adornadas con bellos esmaltes”.

El punto focal del “art nouveau” en la joyería: formas femeninas. “Asociamos con mucha frecuencia las joyas a la estética femenina y esta fue profusamente utilizada en el “art nouveau”, desde las curvas delicadas hasta los abundantes cabellos ondulados. Las joyas ayudaron a resaltar esa tendencia a la sensualidad y a una estética basada en el despertar de los sentidos”.

Tomando como materia prima el vidrio, el marfil y los esmaltes, la joyería del “art nouveau” se figuró con un valor exquisito y tan detallado que ni los enganches de las prendas podían desviar la atención del diseño principal. “Un sin fin de técnicas que hizo que la joyería fuera sin duda considerada un arte y además un arte que caló en todo el público no solamente en un sector elitista.”

 Puede leer el original en: https://www.joya.life/blog/