18.May.2017
Los relojes REC tienen todo lo necesario para conquistar las muñecas de los amantes de la velocidad y convertirse en un competidor importante para la relojería suiza
 
En la historia de la relojería, y en especial la suiza, muchas firmas han relacionado sus guardianes del tiempo con el mundo de la automoción y las carreras. Durante años TAG Heuer, Baume et Mercier, Rolex, Hublot, Chopard o incluso Zenith han presentado líneas deportivas con el objetivo de ganar las muñecas de los amantes del automovilismo.

Algunos del modelos de estas marcas han convertido en iconos dentro de la relojería suiza como es el caso del modelo TAG Heuer Monaco o incluso el Shelby Cobra de Baume et Mercier. Y aunque podamos pensar que los iconos y las leyendas son para siempre, el nacimiento de una marca de relojería danesa conocida como REC está comenzando a ganar un espacio especial en el corazón y las muñecas de los amantes de la velocidad y en especial de los coches clásicos.

Rec Watches recupera, recicla y rehabilita coches

Este nuevo competidor ha puesto sobre el asfalto un innovador concepto que se centra en Recuperar, Reciclar y Rehabilitar coches para transformarlos luego en piezas de relojería únicas. Con un equipo joven que compite fuera de las normas preestablecidas de la relojería suiza, REC Watches recupera coches generalmente clásicos que se convirtieron en un icono, recicla sus carrocerías para poder crear con ellas esferas únicas y finalmente rehabilitar el espíritu del icono haciéndolo formar parte del de estos relojes que están pensados para que pasen de generación en generación.

La firma cuenta con menos de cinco años de antigüedad

Con menos de cinco años de antigüedad, esta marca de relojes con estrategias tan innovadoras como lanzar sus primeros relojes en la plataforma Kickstarter, se ha ganado el elogio de grandes críticos y amantes de la relojería tradicional.

Por el momento han presentado cinco colecciones: Mark 1, Cooper, The Minimalist, 901 y el P-51, que han rescatado coches como el Mini Cooper, el Porche 911 o el Ford Mustang. Relojes con diseños distintivos, referencias sutiles a las carreras y componentes hechos a mano que tiene historias que contar, y entre los que destacan los modelos que recuperan el Ford Mustang de la colección p-51 el best seller de la marca.

Para esta marca de relojería que monta movimientos miyota, es tan importante la opinión de sus clientes que son éstos los que suelen decidir su próximo proyecto. En la actualidad están haciendo una encuesta en su página para determinar qué coche recuperan. En definitiva, una marca de relojería diferente, con mucho diseño, buena calidad precio y una historia que contar. Los relojes REC tienen todo lo necesario para conquistar las muñecas de los amantes de la velocidad y convertirse en un competidor importante para la relojería suiza, mientras cambian las reglas del juego de la industria de la relojería.

Puede leer el original en: http://www.theluxonomist.es