26.May.2017

(Fuente: coolsty.com)Expertos de The Boston Consulting Group apuntan que en la actualidad el mercado de artículos de lujo se enfrenta a una primera crisis de crecimiento, bajando de un 10% de la última década, a uno de entre un 2% y 5%. Cómo se apuntó en el periódico El País, “está en juego un negocio que mueve cada año cerca de 1,5 billones de euros (más que el PIB de España) y que genera decenas de miles de puestos de trabajo”. En manos de las marcas está cambiar esta tendencia e innovar para atraer a sus clientes.

Clientes del sector de lujo

La consultora Bain & Company elaboró el informe “Lens on the worldwide luxury consumer” donde podemos encontrar los tipos de clientes de lujo que hay en la actualidad:

  • El omnívoro: aquí se encuentran los nuevos ricos, jóvenes y en su mayoría mujeres. Al estar dando sus primeros pasos en el mundo del lujo, están dispuestos a probar diferentes marcas y su fidelidad es muy poca, les encanta comprar de viaje.
  • El conocedor: compradores experimentados y formados nacidos entre los años 60 y la primera parte de los 90. Muy influidos por las redes sociales, la información online y las tiendas de su lugar de residencia.
  • El inversor: se sienten atraídos por productos de gran calidad que duren generación tras generación, se informan bien antes de realizar la compra y tienen muy en cuenta las opiniones de otros clientes.
  • El hedonista: es antojadizo y quiere lucir lo que compra, que se vea bien la marca o el logotipo, está altamente influido por la moda y la publicidad.
  • El conservador: personas a las que influyen familia y amigos, son clientes maduros y usuales,  se interesan por las grandes marcas.
  • El desilusionado: en este grupo se encuentran sobretodo mujeres en las cuales la publicidad no ejerce prácticamente influencia y no son muy fan de ir de compras. Por ello, les gusta la compra online de productos que duren más de una temporado, no les va tanto la última moda, sino que priman en calidad.
  • El quiero y no puedo: seguidores de revistas de moda, compran de forma compulsiva y su fidelidad no es buena. Pertenecen a la clase media por lo que su presupuesto es más limitado y buscan combinar algún producto de lujo accesible en su día a día.

Como se puede observar, el mercado de lujo cada vez se fragmenta más, por lo que se recomienda un perfeccionamiento en alguno o varios de ellos. Además, cada vez son más las marcas que apuestan por tener presencia en este mercado, con lo que la competencia aumenta.  Muchos clasifican estas joyas como un combinado de arte, magia y lujo ¿qué opinais vosotros?

Grandes marcas de joyería de lujo

Son mundialmente conocidas y las preferidas entre los compradores de joyas de lujo, soñadas por el resto de los mortales que no pueden permitirse lucirlas.

  1. Harry-Winston: desde 1936 lleva provocando suspiros, apuesta por el diseño exclusivo de joyas. En un primer momento sus clientes principales eran las grandes estrellas de Hollywood, pero en la actualidad son los grandes ricos de todo el mundo y dispone de tiendas físicas en las grandes ciudades, aunque sigue siendo la más conocida, por tradición, la de Nueva York.
  2. Bucellati: aparece por primera vez en Milán en el 1951. De elaboración exquisita, las joyas de esta firma destacan por la historia innovadora en varias esferas en las que participó la marca, siendo en la actualidad, además de creadora y vendedora de estas preciosidades, organizadora de eventos y exposiciones.
  3. Van Cleef and Arpels: abre su primera tienda en 1906 y se caracteriza por sus perlas, esmeraldas o diamantes en la mayoría de sus productos.
  4. Graff : el Londres de los 60 fue testigo de la primera tienda de esta marca, caracterizada por sus diseños en amarillo, blanco y por sus altísimos precios. De lo más representada en los Oscars por todas las celebrities que las lucen en la alfombra roja.
  5. Tiffany & Co: de lo más conocida por la película “Desayuno con diamantes”, ofrece productos con precios variados, con una venta online muy activa debido a ello. Eddie Borgo es uno de los diseñadores que trabajó para la marcar.
    (Fuente: Santa Eulalia)
  6. Chopard: considerada una de las más selectas compañía de joyas, relojes y accesorios, creciendo en fama desde 1860. Tiene a gran embajadores de la firma, como Penélope Cruz que luce sus diseños siempre en la alfombra roja.
  7. Cartier: se fundó en París en el 1847, contando en la actualidad con tiendas repartidas por todo el globo. Es otra de las marcas que nunca falta en grandes eventos como los Emmy, los Oscars o los Globos de Oro.
  8. Mikimoto: desde sus comienzos en 1914 está especializada en perlas, pero es muy conocida por ser la encargada de realizar las coronas que lucen en el certamen de Miss Universo, normalmente realizadas con diamantes.

Estas marcas además de en sus tiendas, pueden ser adquiridas en algunas tiendas multimarca online y físicas especializadas en productos de lujo y calidad. Un ejemplo podría ser Santa Eulalia: empresa afincada en Barcelona dónde tiene su tienda física, pero vende online en mercados internacionales. Además de marca propia, vende productos de diferentes marcas y diseñadores, todo de alta calidad y lujo.

Famosas y sus joyas

A lo largo de la historia grandes actrices, princesas y famosas se han interesado por la joyería de lujo. Algunas, hasta tal punto que en la memoria del público han quedado no sólo sus hazañas en el mundo laboral, sino también alguna de las preciosidades que se encontraban en su colección de lujo. Buenos ejemplos son Wallis Simpson, Elizabeth Taylor y Grace Kelly:

  • Katharina Henckel Von Donnersmarck: la princesa lució una preciosa tiara de 11 gotas de esmeraldas y es la más cara vendida en la historia. Un anónimo norteamericano la comprço por 12,7 millones de dólares ¡casi nada!
(Fuente: centromujer.republica.com)
  • Elizabeth Taylor: las joyas fueron sus preciosas y valiosas compañeras en sus años por Hollywood. Las más famosas en su colección, son aquellas que le regalaron sus grandes amores como Mike Todd o Richard Burton. ¿Quién no recuerda el impresionante diamante que le regaló este último tras una dura subasta?
  • Grace Kelly: no había evento en el que esta bella actriz no apareciese luciendo alguna preciosa joya. Enamorada por las piezas de diamantes y perlas. Cuando se convirtió en princesa su colección se hizo más espectacular, haciendo historia la tiara que lució en 1976, único momento que la llevó,  pero de la cual aun todos hablan.
  • Wallis Simpson: por la que el duque de Windsor renunció a su trono. Pareja muy célebre y jovial, ella destacó por ir siempre a la moda y con un gusto exquisito, luciendo preciosos pendientes, colgantes, brazaletes o coloridos broches.
(Fuente: Cartier)

¿Cuál es tu magia?

Como hemos ido viendo a lo largo del artículo, hay celebrities que prefieren determinadas marcas, así como marcas a determinadas celebrities. Es amplio el espectro de marcas de joyería de lujo entre las que escoger.

es, zafiros y perlas son de los materiales más demandados en estos productos de lujo, combinados con el oro y plata, dando forma a todo tipo de joyas y accesorios para todos los gustos: clásicos, modernos, coloristas, más llamativos o discretos…

Los tiempos cambian, y con ellos, como hemos adelantado, las tendencias y las preferencias de los clientes.  Por ello, las marcas han ido innovando y adaptando sus valores a los tiempos actuales. Un buen ejemplo es Chopard, que se unió a WWF (World Wildlife Fund) en su 150 aniversario.

Chopard, en el 2010 diseñó 150 piezas exclusivas con la temática del mundo animal como fuente de inspiración, para participar en un proyecto para la protección de los tigres, una de las especies más amenazadas. La colección representó escenas de la vida natural de asombroso realismo, en alegres y coloristas brazaletes, broches, collares, sortijas y pendientes. Esta firma ya había participado con diferentes asociaciones y en esa ocasión decidieron hacerlo por la lucha del medio ambiente y de un mundo mejor. El proyecto de WWF de ayuda a los tigres sigue en activo en la actualidad y acabará en el 2022, año de este animal en el calendario chino, para cuando tenían su objetivo final de doblar el número de ejemplares de esta especie.

Son muchas las marcas que se han unido a esta tendencia, colaborando con diversas asociaciones y causas: investigación contra el SIDA, contra el cáncer de mama, la distrofia muscular… Son infinitas las causas sociales con las que se puede participar, si se puede, ¿por qué ayudar a la existencia de un mundo mejor?

El mercado de la joyería de lujo es muy interesante, veremos como evoluciona en esta nueva etapa donde el cambio y seguirse reinventando y adaptando parece necesario.
Puede leer el original en: https://tendenciasjoyeria.com