25.Jun.2017

SI HAY UN MATERIAL CODICIADO EN EL MUNDO ES EL RUBÍ.

ESTA PIEDRA PRECIOSA TIENE UNAS PROPIEDADES ESPECIALES QUE HACEN DE ÉL UN MATERIAL MUY PROPICIO PARA DISEÑAR JOYAS Y COMPLEMENTOS. LA PARTICULARIDAD DE SU COLOR LE OTORGA UN TOQUE DE EXCENTRICIDAD Y ELEGANCIA.

El nombre de rubí proviene del latín Ruber, que significa rojo. Durante muchos años, estas piedras fueron llamadas rubís por su color. Actualmente, gracias al avance de la ciencia, podemos distinguir todos los tipos de piedras preciosas que existen para aprovechar al máximo las características de cada una.

El rubí es una variedad del Corindón como los Zafiros. Sus principales propiedades son el hierro, el cromo y el titanio. Además, el rubí cuenta con centros de color que permiten que pueda tener casi cualquier tonalidad de la gama del arcoíris. A pesar de lo que cree mucha gente, el rubí no es una piedra preciosa integramente roja, ya que cuenta con un 80% de su superficie de color rojo, mientras que el otro 20% es una mezcla de naranja y marrón.

Es considerada una piedra mucho más rara que el diamante. Concretamente, los rubís más puros, con una marca de clasificación AAA,  son muy difíciles de encontrar. Tienen una tonalidad roja pero con un brillo transparente que lo convierten en una de las piedras más hermosas del mundo. También posee unas inclusiones microscópicas que distribuyen la luz y el color, aumentando de esta forma su belleza y valor. Este el motivo por el que nos encontramos rubís con un color rojo encendido incomparable.

Pero no todos los rubís son iguales, pues existen diferentes tipos:

  • Rubí AAA: es el rubí más puro y cada día tiene más valor. Se encuentra en pequeñas cantidades y hay muy poca oferta para el mundo de la creación de joyas.
  • Rubí de Madagascar: ésta es una variante más económica del rubí, ya que pierde un poco de belleza y color pero sigue teniendo un brillo increíblemente especial.
  • Rubí estrella: este tipo de rubí es precioso porque sus cortes simulan estrellas, lo cual le da un brillo especial. Es uno de los rubís que mejor se comercializan.

Es importante recordar que los rubís necesitan un tipo de cuidado especial para que nunca pierdan su brillo y su intensidad, por lo que es recomendable que lo lleves a especialistas para su limpieza cada cierto tiempo.

Puede leer el original en blog.garciajoyeros.com